miércoles, 17 de febrero de 2010


Algunas consideraciones a la propuesta presentada por el decano, referente a la Facultad de Arquitectura en la Regional Norte Salto.

Se retoma la estructura del discurso para aportar ideas sobre algunos puntos que consideramos imprescindibles para lograr consensos en esta primera etapa.


HIPOTESIS DE TRABAJO
Dos extractos de la propuesta para continuar la discusión:

“El pensamiento arquitectónico puede construirse por caminos diferentes, incluso desde recortes temáticos, siempre que el enfoque sea consciente y orientado a la construcción de los objetivos fundamentales”.

“Las acciones de naturaleza arquitectónica se generan, por lo tanto, en una diversidad de campos mucho mayor de los que el imaginario colectivo admite”.

Parecen interesantes las posibilidades que se abren para trabajar sobre las fronteras de la arquitectura, buscar aquellos aportes periféricos a los que no se accede por las vías convencionales, muchas veces por visiones demasiado sesgadas y estáticas.
Hacer el camino inverso al que acostumbramos recorrer; ir desde la periferia al centro, obtener información de base amplia, dominar el campo de actuación con todas sus particularidades, parece un buen posicionamiento de partida. En ese esquema las acciones de naturaleza arquitectónica serán derivación inequívoca de una situación de partida absolutamente entendida, o dicho de otro modo serán la mejor respuesta a una hipótesis correctamente planteada.

EXCLUSIVIDAD
La idea de exclusividad es sin duda coherente con la intención de lograr la “excelencia”, su discusión no es demasiado relevante en el esquema general de la propuesta.

FORMACIÓN COMPLETA
Por otra parte, tener un ciclo completo en Salto es absolutamente necesario. Se puede discutir los contenidos, pero este es un punto positivo.

CONTINUIDAD
La continuidad de los estudios es uno de los temas sobre los que hay más para discutir, teniendo en cuenta que está muy ligado al contenido de los cursos.
Igualmente parece un buen punto de partida la correspondencia propuesta. En principio, igualar un ciclo completo de cuatro años con tres años del programa actual, aparece como una ventaja sobre quien hace la opción Montevideo.
Si además al fin de ese ciclo se obtiene un título, el “desvío” en tiempo no es significativo considerando el promedio para la carrera.

POLO NOROESTE
La intención de adherir a la orientación que la Universidad definió para la región es una fortaleza de la propuesta. Es discutible la forma en que se propone hacerlo.
No parece viable hacer una aplicación textual de esos lineamientos porque se podrían condicionar innecesariamente los temas de trabajo. Consideramos que la voluntad de la Universidad con la creación de áreas temáticas por región, es generar espacios de reflexión colectiva donde cada disciplina buscará en su especificidad el mejor aporte hacia un objetivo común.
Podría tener más valor para la formación, tomar estos lineamientos en un plano general y encontrar el campo de aplicación propio o dicho de otra manera, la especificidad en el cuadro universitario general.
En ese esquema, no parece adecuado limitar ese campo de aplicación a la temática agroindustrial, de enorme valor para disciplinas como las que propone la Universidad pero de limitado desarrollo para la nuestra sobre todo considerándola en un panorama amplio, abierto e inclusivo como el que muestra la propuesta en sus hipótesis de trabajo.
Se podrían considerar temas de energía y encontrar su aplicación en la arquitectura, el urbanismo, el tratamiento del paisaje o el ordenamiento del territorio.
Así como el tema energético, se podrían tomar otros que van en la línea de pensamiento de la Universidad pero que sin embargo abren nuevos caminos en lugar de cerrarlos. Agua, clima, producción, turismo, patrimonio, ambiente, entre otros, pueden reforzar las orientaciones de la UdelaR, recibir y aportar conocimientos al medio y ampliar las posibilidades de estudio, donde el tema agroindustrial será uno de los campos de aplicación, pero no el único.

COMPLEMENTARIEDADES
La idea de complementariedad es sin duda uno de los mayores aportes de la propuesta y una buena manera de lograr la exclusividad basada en las ventajas locales.

TEMATICA
Teniendo en cuenta que se plantea un ciclo intermedio, no es conveniente trabajar sobre temáticas tan determinadas, que limitan excesivamente las posibilidades de integración para continuar la carrera de arquitectura. Es clara la intención de diferenciarse de Montevideo, pero la especialización no perece ser el camino más favorable.

PROGRAMAS
La propuesta resulta interesante y con amplias potencialidades en su enunciado. Sin embargo, al momento de plantear los posibles programas, parece más apropiado trabajar todavía en temáticas más amplias y generalizables. En ese sentido, el estudio de las condiciones del lugar puede ser un espacio de reflexión colectivo donde se puedan integrar otras disciplinas.

Cuando se plantea explotar las capacidades endógenas en todos sus aspectos, es inevitable remitirse a la noción de desarrollo local. El renovado impulso que en el último tiempo ha tenido esta idea hace pensar que puede ser un soporte para diseñar un camino posible. Si bien no es un concepto nuevo, es susceptible de permanente evolución, a la vez que propone la transversalidad disciplinar como condición excluyente.
Si pretendemos hacer valer las potencialidades de la Regional Norte, claramente considerados en la propuesta, es necesario poner en discusión cual es el valor que adquiere lo local, lo regional y lo contemporáneo. Esto es necesario además para dimensionar el interés real que puede generar un ciclo académico con esa consigna.
La manera de aproximarse al conocimiento de las condiciones locales debiera ser central en esta nueva mirada del proyecto (en el sentido profundo que se plantea).
Para captar el interés de un estudiante que no pertenece a esta región, será necesario insistir en la búsqueda de valores aplicables en otros contextos. Dicho de otra manera, quien finalice el ciclo en la Regional Norte será capaz de interpretar un lugar, a partir de sus particularidades y desde sus múltiples miradas. Así, el análisis histórico-crítico, el tecnológico, el ambiental tienen su necesaria participación en esa aproximación al conocimiento de un territorio, en el planteo de las hipótesis de intervención, en la escala y el medio que sea. En esa línea parece más conveniente operar sobre las metodologías de búsqueda que sobre productos construidos a partir de un tema predeterminado.
Condicionar a priori esa búsqueda al tema agroindustrial como única excusa de ensayo no parece ser lo más adecuado para ampliar el campo de experimentación y decididamente poco eficaz para despertar interés en un potencial estudiantado extra-regional.

Con esta propuesta pueden excluirse involuntariamente algunos puntos de vista valiosos para enriquecer el Plan de estudios. Basta pensar en el desarrollo que en estos últimos años ha tenido el turismo asociado al aprovechamiento de los recursos locales (naturales, patrimoniales, geográficos, arqueológicos) para darnos cuenta que se abren otros caminos posibles que la propuesta desestima innecesariamente. No es casual que en la propia sede de la Regional Norte se haya instalado una Licenciatura Binacional en Turismo, nacida en un momento propicio, similar al que nos encontramos en este momento.
Otro ejemplo de esto surge a partir de las recientes inundaciones que afectaron a todo el país, pero se convirtió para todos los departamentos de la región noroeste en un tema común de lucha. Ésta, como otras demuestra que existen situaciones propias de las ciudades litorales del Uruguay en las cuales la planificación y gestión de los espacios así como la producción de naturaleza arquitectónica tienen enorme relevancia. El entendimiento de un contexto particular vuelve a ser fundamental para quien opere en esta temática.
Sirvan estos ejemplos para mostrar la necesidad de hacer una evaluación más rigurosa del medio y determinar así la real trascendencia de la temática agroindustrial.

RECURSOS HUMANOS
La conformación del equipo docente, dependerá del rumbo final que tome la carrera, pero debiera pensarse en la incorporación de otros perfiles, sea de manera permanente o temporal para acercar nueva información. Además de la preparación de los docentes actuales para integrar estas nuevas áreas de conocimiento, será indispensable la incorporación de otros en temas cuya especificidad hace que su participación sea ineludible. La actitud pedagógica de los docentes de “arquitectura” pasa en gran parte por la gestión de la diversidad.

EGRESADO
Además de la idea política de país productivo, existe una voluntad más ambiciosa de promover la gestión descentralizada de los territorios, en la cual el desarrollo de las capacidades locales tiene un rol fundamental.
Si se plantea vincular la carrera a situaciones coyunturales, se puede encontrar en esta última los temas para proyectar un posible plan de estudios. En este proceso que parece ingresar el país, apoyado por la nueva ley de ordenamiento territorial, los gobiernos locales se fortalecerán y tendrán la responsabilidad de gestionar el espacio departamental. Será necesario por tanto contar con los recursos humanos formados para entender los distintos contextos y poder actuar en consecuencia. Esta nueva manera de ver el hecho arquitectónico no es válido únicamente para las administraciones departamentales, sino que en este contexto de revalorización de lo local, será igualmente aplicable al ámbito privado, por ejemplo en la construcción del espacio agroindustrial.

Coherente con eso, es destacable la voluntad de explorar nuevos campos laborales posibles, por lo que la formación deberá estar adaptada a una realidad cambiante. Esta nueva manera de ver los espacios de actuación del profesional se puede ver en el panorama internacional, donde las fronteras tradicionales se desdibujan. Ejemplo de esto es la aparición de figuras como la del Master Planner, que tiene su materia de trabajo asociada al territorio y a la organización del espacio. Sin embargo sus límites de actuación son indeterminados en cuanto a la gestión de recursos y a la integración de conocimientos provenientes de disciplinas diversas.


SINTESIS
Definitivamente, estamos en un momento singular, sin dudas entusiasmante, donde las decisiones tomadas en este tiempo condicionarán el desarrollo futuro de la Regional Norte. Ante esta situación, es imprescindible avanzar paso a paso, convenir desde lo general a lo particular, desde lo conceptual a lo instrumental, sin apresuramientos ni apasionamientos.
Se entiende que la propuesta presentada tiene un gran valor en su concepción general, superando la visión convencional del arquitecto y su ámbito de intervención. Creemos necesario, sin embargo, plantear una discusión sobre la temática de trabajo para llevar a su máxima expresión la idea de la arquitectura como dimensión cultural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada